Calcio: La columna vertebral de tu cultivo


    Los principales componentes del suelo que influyen en la formación de una buena estructura son: arcillas, materia orgánica (que al degradarse produce ácidos húmicos), y calcio.

    El calcio forma “puentes” con arcillas y ácido húmico, logrando crear una especie de “columnas” o “puentes cementantes” que soportan los agregados del suelo para que éstos mantengan su forma y no se destruyan por el paso de maquinaria o por efectos de la erosión.

    Esta propiedad del calcio hace que tenga un fuerte impacto en la aireación del suelo para permitir la vida de la microfauna benéfica aeróbica, logrando así un impacto directo en la rizosfera de la planta.


    9 razones de importancia

    El calcio es el elemento nutritivo que mejor debe conocer el agricultor, por varias razones:

    1. Es el único elemento que debe estudiarse considerando sus funciones en el suelo y en la planta.
    2. Tiene gran influencia en el aprovechamiento de otros nutrientes, por lo que sus funciones tienen que ver con la calidad, no sólo de la planta sino de los frutos.
    3. Influye en gran medida en la salud de la planta, tanto del sistema radicular como de la parte aérea.
    4. Tiene que ver con la formación de la rizosfera y con la vida microbiana del suelo.
    5. Tiene un gran impacto en la estructura del suelo.
    6. Es determinante en la calidad y cantidad de las cosechas.
    7. Es la única alternativa para combatir toxicidades por excesos de aluminio en el suelo.
    8. Es el único elemento que puede desplazar los excesos de sodio del bulbo radicular.
    9. Su lenta movilidad en la planta lo hace casi siempre uno de los elementos limitantes en la productividad agrícola.


Contacte con nosotros